Brais Méndez igualó en el descuento para el Celta la ventaja que le había dado Unai Núñez al Athletic al inicio de la segunda mitad con el primer gol como león del central internacional Sub-21 y mantiene la ilusión europea del equipo celeste, al que le bastaron diez buenos minutos finales para equilibrar un choque en el que conjunto rojiblanco mereció más.

Núñez aprovechó, en el minuto 55, en el área pequeña de un rechace del poste a un primer remate de cabeza de Raúl García, un espléndido testarazo a saque de córner de Markel Suseta, para batir a Sergio Álvarez casi a puerta vacía; Brais Méndez, ya en el 91, finalizó una buena jugada de su equipo nacida en una contra para superar a Kepa Arrizabalaga con una volea cruzada.

Al Athletic le faltó suerte -y temple en la parte final del choque- hasta con el arbitraje, ya Del Cerro Grande no pitó ninguna de las tres faltas máximas que le pidió la grada de San Mamés. Las dos primeras, una mano de Gustavo Cabral y un derribo de Lucas Poyé a Iñaki Williams, parecieron claros; mientras que la tercera, otra caída de Williams justo antes de encarar de nuevo a Sergio, pareció más discutible.

Núñez aprovechó, en el minuto 55, en el área pequeña de un rechace del poste a un primer remate de cabeza de Raúl García

También Brais Méndez pidió penalti en el minuto 94 por mano de Núñez poco antes de marcar de nuevo el canterano el que hubiese sido el 1-2 si el árbitro no hubiese sancionado su claro fuera de juego.

Este empate da más vida en la pelea europea al Celta, que se acerca a cinco puntos de la sexta plaza y a cuatro de la séptima, mientras que al Athletic ese tanto en el descuento casi le entierra toda la ilusión continental que mantenía. Que pasaba casi toda ella por ganar este domingo.

Arrancó mejor el Athletic, que para el minuto 4 pudo haber tenido su primera gran ocasión si Del Cerro hubiese castigado con penalti una mano que pareció clara de Cabral dentro del área en un centro desde la izquierda de Raúl García.

Raúl García remata de cabeza. Raúl García remata de cabeza. (EFE)

El propia Raúl fue el que dispuso de esa primera gran oportunidad del equipo bilbaíno para marcar que se veía venir. Pero el navarro cruzó demasiado el remate a un toque en el primer palo tras un pase de los llamados ‘de la muerte’ de Williams.

La constante movilidad de la ‘pantera’ rojiblanca fue un dolor de cabeza para la defensa celeste y hasta para el árbitro, que se le enseñó una tarjeta amarilla por simular una caída en el área cuando también pareció claro, como en la mano de Cabral, que fue penalti de Lucas Boyé cuando se colaba hacia Sergio.

Antes de esa jugada, Williams ya acarició el 1-0 en otro desmarque a pase de San José, e inmediatamente después de recibir la amonestación el hoy delantero bilbaíno ante la ausencia en el once de Aduriz remató de cabeza a centímetros del palo derecho de la meta visitante.

Varios disparos más, unas cuantas llegadas al área y que el partido se disputase casi en el medio campo celtiña ahondaron en una superioridad local antes del descanso que no se reflejó en el marcador.

El arreón final vigués desarboló a la defensa rojiblanca y provocó el empate de Brais Méndez

El Celta en ataque, con Iago Aspas también cabreado con el arbitraje, casi ni apareció. Apenas si concretó un par de disparos sin opciones, también un par de córneres y un remate de cabeza, tras saque de esquina, de Jonny que se le fue alto al de lateral vigués en buena posición en el minuto 35.

Salió mejor el Celta en la segunda mitad y Lucas Boyé amenazó el empate con un disparo bloqueado por Núñez. Pero ahí se quedaron los de Unzúe, que vieron como el Athletic volvía a la carga y se adelantaba rápido tras un jugada de córner en la que Unai Núñez marcaba su primer gol como ‘león’.

El central aprovechó un rechace del palo a un gran testarazo de Raúl García y, adelantándose a Jonny, marcó casi a puerta vacía. Tras la segunda caída de Williams en el área, se animó el Celta, que a punto estuvo de empatar en un remate hacia su propia portería de Iñigo Martínez, respondido por Kepa con un paradón.

Y cuando parecía más cerca el 2-0 que el 1-1 el arreón final vigués desarboló a la defensa rojiblanca, provocó el empate de Brais Méndez con una gran volea cruzada y a punto estuvo de dar también el 1-2 a los gallegos. Lo rozó Hugo Mallo, el asistente de Brais Méndez en el 1-1, con un disparo al palo y lo marcó el propio Méndez pero en fuera de juego y no subió al marcador.

Ficha técnica:

Athletic, 1 – Celta, 1

Athletic: Kepa; De Marcos, Unai Núñez, Iñigo Martínez, Balenziaga (Lekue, m.81); Susaeta, Iturraspe, San José, Córdoba (Aduriz, m.71); Raúl García (Beñat, m.79) y Williams.

Celta: Sergio Álvarez; Hugo Mallo, Cabral, Sergi Gómez, Jonny; Wass (Pablo Hernández, m.63), Lobotka, Radoja (Brais Méndez, m.73); Iago Aspas, Lucas Boyé (Pione Sisto, m.63) y Maxi Gómez.

Goles: 1-0, m.55: Unai Núñez. 1-1, m.91: Brais Méndez.

Árbitro: Del Cerro Grande (Madrid). Mostró tarjeta amarilla a los locales Williams (m.31), Iñigo Martínez (m.44) y Unai Núñez (m.92), y al visitante Maxi Gómez (m.15).

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima jornada de LaLiga disputado en San Mamés ante 33.657 espectadores, según datos oficiales. De ellos, varios centenares de seguidores del Celta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.