Tras unas primarias plagadas de sombras, surge ahora la posibilidad que todo se tratase de una trama más de corrupción dentro del Partido Popular.

El Partido Popular lleva uno de los años más turbulentos de su historia: a las acusaciones y juicios de corrupción, se sumó una moción de censura, y ahora unas primarias que podrían haber sido una excusa para blanquear dinero. Así lo aseguran en el medio InfoLibre, donde entienden que una de las acusaciones personificadas en el caso de los papeles de Bárcenas ha pedido al juez instructor que investigue esta posibilidad.

Se entiende pues que inflar el censo podría haber sido una estratagema para poder limpiar parte del dinero de la famosa ‘Caja B’ del Partido Popular. Un censo en el que se incluye a ex militantes y que el propio Pablo Casado aseguraba que se comprometía a depurar si llegaba a la presidencia del partido.



Observatori Desc es la acusación que ha llevado a la Audiencia los datos que confirman cómo las “aportaciones de cargos públicos” se desplomaron tras la apertura de diligencias judiciales sobre la ‘Caja B’. La asociación reclama incorporar a la causa toda la información contable del PP entre 2009 y 2016 que obre en poder del Tribunal de Cuentas y que la actual tesorera y Bárcenas declaren como investigados.

A pesar de haber salido vencedora de las primarias del partido, Soraya Saénz de Santamaría no las tiene todas consigo. Según ha podido saber ELPOLITIKO, habrá una segunda vuelta, con guiños entre candidatos pero sin ninguno dispuesto a realizar una oferta en firme a los demás. Pablo Casado cree que lo más justo es respetar las normas que impusieron para estas primarias y dar la voz a los militantes en la segunda vuelta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.