Una nueva explosión tuvo lugar este martes en la ciudad boliviana de Oruro, la cual dejó al menos dos muertos y 10 heridos. El suceso ocurrió en la esquina de las calles Bacovik y Caro, a tan solo unos metros del lugar donde el pasado sábado explotó un cilindro (bombona) de gas durante el carnaval de la localidad.

La nueva deflagración tuvo lugar a las 19:00 (hora local). De acuerdo con los primeros reportes también se produjeron daños en infraestructuras y automóviles.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó que fueron detenidas tres personas que podrían estar relacionadas con la explosión. Asimismo, indicó que se cuenta con un reporte preliminar que desecha la hipótesis de que el estallido fuera originado por una fuga de gas, informó la prensa local.

Las víctimas mortales son una madre y su hijo, indicaron las autoridades. Asimismo, se ordenó un intenso patrullaje de forma preventiva en todas las salidas de Oruro.

A través de su cuenta de Twitter, el presidente Evo Morales expresó su preocupación y pidió una “investigación rápida y exhaustiva hasta encontrar las causas”.

El sábado pasado, a una calle del lugar, la explosión de un tanque de gas dejó ocho muertos y más de 40 heridos, tragedia que fue captada por una cámara de seguridad.

Deja un comentario