En el mundo del futuro, el banco podrá controlar cuándo se va a estropear la pieza de una lavadora conectada al Internet de las cosas. Tendrá capacidad para avisar a la empresa que debe hacer esa pieza con antelación y, además, en el proceso ese mismo banco podrá ofrecer crédito para financiar esa producción adelantada.

Todo eso y millones de procesos más serán una realidad bajo arquitecturas blockchain que se parecerán solo de lejos a la actual tecnología popular gracias a bitcoin. Al menos, esta es la hipótesis con la que trabaja la banca española, según han explicado esta mañana representantes de BBVA, CaixaBank, Grupo Santander y el doctor en Ciencias Económicas y Empresariales Antón Gasol en el Segundo Encuentro Modelando el sistema bancario españo l, organizado por el Consejo General de Economistas en colaboración con la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE).

Burbuja en criptomonedas, pero no en blockchain

Descartan estos expertos que estemos, como se asegura en muchos ámbitos, ante una burbuja que podría desvanecerse en pocos años. “Hay que separar muy claramente los cripto tokens (monedas digitales) de la tecnología que los sustenta”, ha asegurado Javier Sebastián, responsable de Blockchain, Criptoactivos y Escenarios a Largo Plazo, de BBVA Researchs. Mientras que las criptomonedas pueden estar afectadas por una burbuja especulativa en un contexto en el que muchos operadores quieren lanzar su propia moneda y las que hay tienen una peligrosa fluctuación de precios en el mercado, la tecnología de bloques sobre la que están sustentadas esas monedas es la verdadera revolución.

Blockchain va a cambiar hasta lo que ahora consideramos disruptivo. “Ya hay aplicaciones que replican los modelos de la economía colaborativa como Uber o Airbnb, pero sin plataformas intermediarias”, asegura Mariona Vicens, directora corporativa de Innovación, Calidad y Transformación de Negocios de CaixaBank. Pero para que esas nuevas tecnologías puedan asentarse todavía queda mucho por hacer. “El desarrollo de blockchain está basado en la colaboración y “ese es el trabajo más complicado al que se enfrenta el sector financiero”, reconoce la directiva de CaixaBank.

Ahora genera eficiencias, en el futuro lo cambiará todo

De momento, como explicó el presidente del Consejo General de Economistas de España, Valentín Pich, en la inauguración del evento, blockchain es una herramienta que permite, sobre todo, el ahorro de costes de documentación en los procesos de gestión de los bancos y que destaca por su fiabilidad, ya que las transacciones quedan consignadas fehacientemente y registradas de forma inalterable”.

Pero la tecnología de bloques promete mucho más que eficiencia en las entidades financieras. “Blockchain es lo que va a cambiar el mundo. No las criptomonedas. Es una segunda Internet que en pocos años será una Internet paralela que va a cambiar nuestra forma de interactuar como ya lo hizo la red hace unos años”, advierte el profesor Antón Gasol.

Con blockchain no habría dudas de si hubo o no máster”

Antón Gasol

Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales

Dos son las claves de esta tecnología revolucionaria: trazabilidad e incorruptibilidad. La cadena de bloques sobre la que se crean las criptomonedas, los contratos digitales, las nuevas formas de pago o cualquier otro proceso está basado en proceso abierto visible para todos y trazable. “En estos momentos podríamos identificar a todos los que están minando monedas en todo el planeta”, asegura Gasol. Pero, tal vez, lo más innovador es su incorruptibilidad. “No hay manera de modificar algo hecho con blockchain, el rastro es imborrable. Con esta tecnología no habría duda de si hubo o no un máster. La corrupción será más complicada con ella”, advierte el profesor.

Pero esas oportunidades son al mismo tiempo un abismo para el sistema, por ello las entidades financieras españolas se han unido a otras 200 empresas y administraciones públicas para trabajar conjuntamente en el proyecto Alastria para diseñar un entorno blockchain a su medida. Es decir, tratando de obtener todos los beneficios que la tecnología ofrece como rapidez, eficiencia, trazabilidad y fiabilidad de los procesos, pero sin la anarquía de la descentralización bajo la que se sustenta bitcoin, primer producto de éxito construido sobre blockchain.

Imágenes de Facebook. / AFP PHOTO / NORBERTO DUARTE Imágenes de Facebook. / AFP PHOTO / NORBERTO DUARTE (Norberto Duarte / AFP)

Según ha explicado en el encuentro,Jesús Ruiz, CTO en Alastria Blockchain Ecosystem y responsable de Blockchain en el Área de Estrategia Tecnológica del Grupo Santander, el primer resultado de esta colaboración podría ver la luz “entorno al verano y consistiría en el modelo de identificación de los usuarios”. Algo así como un DNI digital cuyos datos estarían solo gestionados por su propietario y sería él quien tendría todo el control de quién accede a su identidad y a qué áreas de la misma.

De ser capaces de implantar con éxito esta innovación, la banca española podría ponerse a la cabeza de un reto al que se enfrenta todo el sector financiero, el de plantar cara a la competencia de las grandes tecnológicas y atacar su gran debilidad, como se acaba de demostrar con el caso Facebook, que no es otra sino el control y la seguridad de los datos personales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.