El secretario de Estado para las Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez de Castro, ha dicho que, aunque el artículo 155 de la Constitución “parecía que iba a ser las siete plagas”, su aplicación en Catalunya ha hecho que la Sanidad, la Educación o los Servicios Sociales funcionen mejor. “Se ha demostrado que el artículo 155 se puede aplicar cuando una comunidad autónoma incumple la ley; se ha abierto una lata sin abrir”, ha declarado esta noche en Onda Cero el encargado de gestionar la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Catalunya.

Bermúdez de Castro ha confesado que cuando está en Catalunya no es capaz de ver ni de escuchar “más de cinco minutos” TV3 ni Catalunya Radio, unos medios de comunicación a los que ha asegurado que no piensa acudir -aunque le hayan invitado a hacerlo- porque él es una “persona dialogante” siempre que se le trate “con el debido respeto”.

Según el secretario de Estado, toda la sociedad catalana debe tratar de solucionar la situación de ruptura social derivada de la crisis política, incluido los medios de comunicación públicos que, ha señalado, “no pueden ser del cincuenta por ciento” de los catalanes “y denigrar, insultar y denostar al otro cincuenta por ciento”. Durante el parón navideño ya había hecho declaraciones similares sobre los medios catalanes desde Huesca, su tierra.

Bermúdez de Castro con Sáenz de Santamaría de camino a un acto de campaña en Girona Bermúdez de Castro con Sáenz de Santamaría de camino a un acto de campaña en Girona (Quique García / EFE)

También ha manifestado que la vigencia de esta situación excepcional se mantendrá en Catalunya hasta la formación de un nuevo Gobierno de la Generalitat, ya que el actual está cesado. Incluso ha afirmado que aunque estaba prevista una vigencia de seis meses del 155 en Catalunya, esta situación se prorrogará en el tiempo si el próximo día 31 de enero no es investido un nuevo presidente de la Generalitat y también si hubiera que repetir las elecciones. “Es el colmo de los colmos”, ha respondido Bermúdez de Castro al ser preguntado si sería posible que el presidente catalán cesado, Carles Puigdemont, ejerciera de nuevo el cargo de manera “telemática” desde Bruselas, “a tres mil kilómetros” de distancia de Catalunya. “Estoy seguro de que se pondrán de acuerdo porque siempre se ponen de acuerdo, aunque sea en el último minuto y rayando el ridículo y con otro nombre”, ha señalado el secretario de Estado para las Administraciones Territoriales acerca de quien podría ser el sustituto de Puigdemont.

Sobre el expresidente catalán, ha señalado que “no merece en ningún caso ser de nuevo presidente de la Generalitat” porque tanto él con el también expresidente Artur Mas “han sido los culpables de que la sociedad catalana se haya roto por la mitad” y porque “lo que han hecho socialmente en Catalunya no tiene nombre”.

En cuanto a la decisión de Mas de dejar la presidencia del PDeCAT, ha dicho que este partido es “una olla a presión” y que ahora “está muerto”, lo que ha dado lugar a “una doble espantada” por parte del expresidente de la Generalitat, debido a que “no está de acuerdo” con lo que sucede en el partido y a que está próxima la sentencia del caso Palau, sin olvidar su situación “personal procesal”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.