Beber regularmente más de cinco pintas (2,84 litros) de cerveza a la semana podría estar restando años a tu vida, según revela un estudio de la Universidad de Cambridge. La investigación muestra que ingerir más alcohol se asocia con un mayor riesgo de accidente cerebrovascular, aneurisma fatal, insuficiencia cardíaca y muerte.

“Si una persona ya bebe alcohol, lo que tiene que hacer es reducir su consumo, porque puede ayudarle a vivir más tiempo y rebajar el riesgo de varias enfermedades cardiovasculares”, explica la doctora Angela Wood, autora principal de la investigación publicada en la revista The Lancet.

Reducir el consumo de alcohol puede ayudar a vivir más tiempo

Los científicos compararon los hábitos de salud y consumo de más de 600.000 personas que beben actualmente alcohol en 19 países y controlaron la edad, el tabaquismo, el historial de diabetes, el nivel de educación y la ocupación. Sus conclusiones desafían la creencia generalizada de que el consumo moderado de alcohol es beneficioso para la salud cardiovascular.

“El límite seguro de consumo de alcohol fue de aproximadamente cinco bebidas por semana (100 g de alcohol puro, un poco más de cinco pintas de cerveza al 4% o cinco vasos de 175 ml de vino al 13%)”, afirman. Beber por encima de este límite se ha relacionado con una menor esperanza de vida. “Diez o más consumiciones por semana se vincula con una expectativa de vida más corta de uno o dos años. Tener 18 bebidas o más por semana se relaciona con una expectativa de vida de hasta cuatro a cinco años más corta”, añaden.

Una pinta de cerveza en el reino unido contiene 0,568 litros Una pinta de cerveza en el reino unido contiene 0,568 litros (KM4 / KM4-iStockphoto)

La investigación respalda las directrices recientemente implantadas en el Reino Unido, que a partir de 2016 recomiendan que los hombres y las mujeres no beban más de 14 unidades de alcohol por semana. Esto equivale a alrededor de seis pintas de cerveza o seis copas de vino a la semana.

El equipo científico también analizó la asociación entre el consumo de alcohol y diferentes tipos de enfermedades cardiovasculares. Este tipo de bebidas se ha vinculado con un mayor riesgo de accidente cerebrovascular, insuficiencia cardíaca, aneurismas aórticos fatales, enfermedades hipertensivas fatales e insuficiencia cardíaca.

El consumo de alcohol se asocia con un riesgo levemente menor de ataques cardíacos no fatales

La causa de este vinculo se puede deber, según el estudio, a los efectos del alcohol sobre la presión arterial y con factores relacionados con el elevado colesterol “bueno”. Lo que si descubrieron los expertos de Cambridge es que ingerir alcohol supone un riesgo “ligeramente menor” de ataques cardíacos no fatales.

”El consumo de alcohol se asocia con un riesgo levemente menor de ataques cardíacos no fatales, pero esto debe equilibrar con el mayor riesgo asociado con otras enfermedades cardiovasculares graves y potencialmente fatales”, apunta Angela Wood.

”Muchas personas beben regularmente más de lo que se recomienda. Siempre debemos recordar que las pautas de alcohol deben actuar como un límite, no como un objetivo, y tratar de beber muy por debajo de este umbral“, señala la dietista Victoria Taylor, de la British Heart Foundation, que ha financiado en parte esta investigación.

Muchas personas beben regularmente más de lo que se recomienda Muchas personas beben regularmente más de lo que se recomienda (Getty)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.