Los bancos BBVA, Santander y Sabadell han perdido más de 9.200 millones de euros en depósitos durante octubre, el mes en el que se celebró el referendum independentista del 1-O y el Gobierno de Mariano Rajoy aplicó el artículo 155 de la Constitución para tomar el control de la comunidad autónoma y convocar elecciones, segun los datos publicados  este martes por la Asociación Española de Banca (AEB).

De acuerdo con los datos de la patronal de la banca (que no recoge las cifras de las antiguas cajas de ahorros como CaixaBank y Bankia), las tres entidades atesoraban a cierre de octubre 501.015,1 millones de euros en depósitos, un 1,8% o 9.245,7 millones de euros menos que a finales de septiembre.

Si se incluye al Banco Popular, con una fuga de depósitos de 1.353,9 millones, los fondos de clientes de los cuatro grandes bancos retirados en octubre rozan los 10.600 millones de euros.

La caída más significativa se la anotó BBVA (con una fuerte presencia en Catalunya  donde es líder en cuota de mercado desde la compra de Unnim y CatalunyaCaixa), cuyo saldo se redujo un 3%, equivalente a más de 6.000 millones, solo en un mes, hasta 196.035,9 millones.

Fuentes del banco que preside Francisco González atribuyen la evolución de los depósitos a “operaciones singulares de grandes corporaciones y de administraciones públicas”. De hecho, inciden en que los recursos de banca comercial, que incluye personas físicas y empresas de menor tamaño, crecieron en 1.600 millones de euros durante octubre. Asimismo, BBVA destaca que sólo en octubre captó 648 millones en fondos de inversión, la cifra más elevada desde hace más de tres años.

A continuación figuran Banco Sabadell, cuyo saldo de depósitos de clientes mermó un 1,87%, lo que se traduce en 1.882,7 millones, hasta 98.654,7 millones,.

Durante la presentación de los resultados del tercer trimestre, el consejero delegado de Sabadell, Jaume Guardiola, ya reconoció que la incertidumbre había ocasionado una salida de depósitos hacia otras entidades, si bien aseguró que con el traslado de la sede social del banco a Alicante no solo se frenó la fuga de depósitos, sino que se revirtió la tendencia.

Por último, aparece Banco Santander, que lejos de aumentar los depósitos de clientes, también redujo el saldo. En este caso la caída fue del 0,63%, hasta 206.324,5 millones de euros. El Banco Popular, adquirido por la entidad que preside Ana Patricia Botín, perdió los mencionados 1.353,9 millones, una caída del 2,37%, hasta 55.753,3 millones.

Por volumen de crédito, BBVA es la entidad con más presencia en Catalunya, con una cuota del 21%, por delante de CaixaBank (17%), Santander (15%), Sabadell (14%) y Bankinter (8%), según un informe elaborado en octubre por JP Morgan.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.