El extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas no quiere que haya rastro del tribunal que le ha juzgado en Gürtel en el próximo juicio por la caja B que tendrá lugar en este 2018. La defensa del extesorero ha solicitado que se aparte al magistrado José Ricardo de Prada, el único que ha resistido a la polémica  modificación del tribunal que ha acabado con la mayoría que posibilitó citar a Mariano Rajoy como testigo.

El tribunal que juzgará la presunta financiación irregular del PP iba a estar formado por los tres mismos magistrados que han dejado visto para sentencia el primer gran juicio de Gürtel. La concordancia en argumentos entre el progresista De Prada y el conservador Julio de Diego permitió, además de la  declaración de Rajoy, la comparecencia de la plana mayor del Gobierno de Aznar, a pesar de la oposición del presidente del tribunal, Ángel Hurtado.

Pero un cambio inesperado en la composición del tribunal ha dejado fuera a De Diego y a Hurtado. La que era presidenta de la sección a la que pertenecen, Concepción Espejel, fue ascendida a presidenta de la Sala de lo Penal, a pesar haber sido previamente apartada de los juicios de Gürtel por su proximidad al PP. Y su sustituta, María José Rodríguez Duplá, quiere presidir todas las vistas. Eso ha provocado un cambio en la composición de los tribunales de las piezas de Gürtel que quedan por juzgar que ya ha sido recurrido por las acusaciones populares.

El nuevo tribunal de la caja B queda, por tanto, presidido por Rodríguez Duplá, a la que acompañarían De Prada y Juan Pablo González. Todas las acusaciones populares han solicitado ya que se aparte a éste último juez al considerar que el Partido Popular ha dado un “impulso decisivo” a su trayectoria profesional.

Segundo intento

Ahora es Bárcenas, para quien la Fiscalía solicita cinco años de cárcel por la caja B, quien ejerce su derecho a la recusación, que deberá ser resuelto por la Audiencia Nacional. El extesorero se fija en José Ricardo de Prada, de quien intentó librarse, sin éxito, en el juicio de la denominada Primera Época de Gürtel, visto ya para sentencia.

En aquel momento, Bárcenas alegó que De Prada es amigo de Baltasar Garzón, primer instructor de Gürtel y condenado por las escuchas ilegales realizadas durante la investigación, así como que la hija del magistrado colabora profesionalmente con uno de los abogados que ejerce la acusación popular. La Sala de lo Penal rechazó esos argumentos y De Prada ha integrado el tribunal de Gürtel.

En este caso, la defensa de Bárcenas alega que si José Ricardo de Prada integra el tribunal de la caja B se producirá “un desnivel” entre él y Rodríguez Duplá y el recusado Juan Pablo González, ya que el primero tiene conocimiento de aspectos importantes de la causa -Primera Época y caja B son dos piezas de la misma- frente a los otros dos.

“La nueva composición de la Sala provoca un desnivel en la posición de los tres magistrados que la componen derivado del conocimiento previo con el que el magistrado recusado se acerca a la valoración de la prueba que ha de practicarse, entendiendo esta parte que queda lesionado el derecho a un proceso con todas las garantías ante la lesión de la apariencia de imparcialidad”, recoge el recurso de la defensa de Bárcenas, al que ha tenido acceso eldiario.es.

En este sentido, añade el letrado Joaquín Ruiz de Infante, De Prada ha participado “en más de 100 sesiones de juicio en las que se han tenido que resolver cuestiones incidentales, relativas a la vulneración de derechos fundamentales, a la admisión de determinados medios de prueba…”. Y además, se ha pronunciado sobre la petición de testigos y la veracidad de los papeles de Bárcenas que volverá a plantearse en el juicio de la caja B.

“La presente recusación se presenta con el máximo respeto hacia el Ilmo. magistrado señor De Prada y en atención, precisamente, a la apariencia de imparcialidad y fundamentalmente al condicionamiento lógico, humanos que puede existir en su esencial misión de valorar la prueba en igualdad de condiciones que el resto de los magistrados que componen la Sala”, remata el abogado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.