El monumento a las Brigadas Internacionales instalado en Vicálvaro el pasado mes de noviembre ha sido atacado con una esvástica y una pintada en la que se puede leer “rojos asesinos”. El Ayuntamiento de Madrid está estudiando el ataque por si pudiera considerarse un delito de odio, han informado a Europa Press fuentes municipales.

El monolito a las Brigadas Internacionales fue inaugurado el pasado 5 de noviembre en el jardín de Vicálvaro que lleva el mismo nombre, en la confluencia de las calles de San Cipriano y Lago de Sanabria. El concejal-presidente del distrito, Carlos Sánchez Mato, defendía en la inauguración que con este gesto se “reivindicaba la libertad”.

La inauguración del monumento tuvo lugar al cumplirse 81 años de la creación de las Brigadas Internacionales, las unidades militares compuestas por voluntarios extranjeros antifascistas. El cuartel general de la XI Brigada Internacional, la primera en llegar a Madrid, se estableció en Vicálvaro, que siguió siendo lugar de depósito e intendencia de las Brigadas. Fue allí donde se alojó el batallón Dombrowski.

No es el primer homenaje a las Brigadas Internacionales que ha sido vandalizado: también ha sufrido ataques previos el monumento a las Brigadas levantado en la Universidad Complutense, con insultos a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y al que arrojaron pintura roja. Anteriormente había aparecido otra pintada en la que acusaba de “asesinos” a los brigadistas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.