El pediatra austríaco Hans Asperger, que dio su nombre al síndrome de Asperger, una forma que define distintos grados de autismo, “cooperó activamente” con el programa nazi de eutanasia, según un nuevo estudio publicado este jueves. “Asperger se adaptó al régimen nazi y fue recompensado por su lealtad con perspectivas para su carrera”, escribe Herwig Czech, historiador de medicina en la Universidad Médica de Viena.

El Dr. Asperger (1906-1980) “legitimó públicamente las políticas de higiene racial incluida la esterilización forzada y cooperó activamente en varias ocasiones con el programa nazi de eutanasia infantil”, continúa. El médico se unió a varias organizaciones afiliadas a los nazis, pero no al propio Partido Nazi, dice el análisis publicado en la revista Molecular Autism.

El médico estaba de acuerdo con las ideas nazis sobre cuestiones raciales y leyes de esterilización

Herwig Czech explica que ha consultado muchas publicaciones, incluidos documentos archivísticos no explotados previamente, incluidos los archivos personales del médico y los estudios de casos de sus pacientes. Cita un documento nazi de 1940 según el cual Asperger “estaba de acuerdo con las ideas nacionalsocialistas sobre cuestiones raciales y leyes de esterilización”.

El Dr. Asperger mostró su lealtad a los fundamentos de la medicina nazi en conferencias públicas. Después de la anexión de Austria por los nazis en marzo de 1938, comenzó a firmar sus informes de diagnóstico con la frase “Heil Hitler”. Según el estudio, incluso recomendó el traslado de dos niñas, de dos y cinco años, al famoso centro Am Spiegelgrund, ubicado dentro del hospital psiquiátrico Steinhof de Viena.

En este centro murieron casi 800 niños, privados de “pureza racial” e “interés hereditario”, asesinados por envenenamiento. Las dos niñas, que estaban entre las víctimas, habían muerto oficialmente de neumonía. El Dr. Asperger también formó parte de una comisión para decidir el destino de unos 200 pacientes en el departamento infantil de otro hospital, incluidos 35 que se describieron como “no educables” y que posteriormente fallecieron, según el estudio.

Después de la anexión de Austria, comenzó a firmar sus informes de diagnóstico con la frase “Heil Hitler”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.