Acabó cojo, intentando ayudar más con el alma que con la cabeza. Suficiente para encerrar a todo un Barça en su área en busca del gol de la victoria. Iago Aspas completó una exhibición para los anales en Balaídos, culminada con un gol con la mano que permitió al Celta empatar y retrasar el alirón liguero de los azulgranas.

Encabezados por Messi, hasta nueve titulares habituales para Valverde se cayeron de un once con rotaciones tan anunciadas como masivas. La decisión del técnico abrió varios debates en el barcelonismo. El primero, el del cuándo. No faltará quien le achaque no haberlo hecho antes para evitar la debacle de Roma. Otro, quizás más interesante, radica en el modelo de club ya que, 16 años después, ni un solo canterano fue alineado de inicio. El Barça da mucho de sí.

Hasta nueve titulares habituales se cayeron del once del Barça en Balaídos

Coutinho y Dembelé sí formaron de inicio flanqueando a Alcácer por las bandas en ataque. Los dos tuvieron su cuota de protagonismo. Espléndido el brasileño bailando con el balón, generando peligro y dejando detalles de auténtico crack. Iniesta es insustituible, pero pocos como Coutinho se intuyen capaces para ocupar su vacío sobre el terreno de juego.

Muy batallador estuvo Dembelé, retando siempre a su par a la carrera. Algo errático en los controles, el francés porfió y ayudó a sus compañeros en defensa. Y acabó obteniendo el premio del primer gol del partido. Un error de Jonny, una recuperación de Coutinho y un gran pase de Alcácer acabaron con un disparo precioso y cruzado del galo a gol.

Coutinho y Dembelé celebran el primer gol del Barça Coutinho y Dembelé celebran el primer gol del Barça (Miguel Vidal / Reuters)

Estaba siendo un partido entretenido y abierto hasta ese momento. Con un buen Celta, ideas claras las de Unzué intentando imitar a la Roma en la presión para forzar los balones en largo del Barça. La inédita defensa con la que formó Valverde y la poca ayuda que recibía del centro del campo, dejaba muchos espacios para la varita de Iago Aspas, que parece no tener fin.

T er Stegen se multiplicaba con acciones de museo ante Maxi Góm ez o Brais. Impresionante el alemán con sus paradas, desesperado todo Balaídos. No sudaba tanto Sergio, al que la mala puntería de Denis Suárez y el poste derecho, tras cabezazo de Paulinho, ayudaban en su trabajo.

El Celta empató al filo del descanso, gol piscológico el suyo

Logró el Celta empatar antes del descanso en un acto de justicia poética ante el buen ejercicio que estaba realizando. Esta vez fue André Gomes el que falló, sigue sin ver la luz el luso, y Maxi Gómez puso el balón para que Jonny, en posición de ariete, sólo tuviera que empujarla. Compensaba así el canterano su error anterior.

No logró solventar la endeblez defensiva de su equipo Valverde al descanso. Jozabed daba buena prueba, a pesar de lo defectuoso de su disparo. Se inclinaba el campo por momentos hacia Ter Stegen, con un Aspas imperial, esperando a ser descubierto en Rusia el próximo verano por muchos.

Leo Messi, suplente ante el Celta Leo Messi, suplente ante el Celta (Miguel Vidal / Reuters)

A la hora de juego, como si estuviera pactado, Leo Messi compareció en Balaídos ante los silbidos del público. Un sonido de viento rodeado de temor ante las travesuras habituales del argentino. Sabio el público gallego porque en tres minutos ya campeaba el 1-2 en el marcador. El Celta reculó ante la sola presencia de la Pulga y el Barça encontró la lucidez suficiente para adelantarse. Una pared entre Dembelé y Semedo la remató Paulinho, rozando Alcácer sobre la misma línea de gol.

No supieron cerrar el partido los azulgranas y se les complicó en la recta final por la expulsión de Sergi Roberto , por obra y gracia del mago de Moaña. Del de siempre. No le quedó otra al de Reus que agarrar a Aspas para evitar el empate. Tuvo que afanarse el Barça en defensa ante el huracán celeste. Disparaban desde todos los lados los discípulos de Unzué y achicaban los azulgranas como podían.

Obtuvo premio el Celta y obtuvo premio Iago Aspas a su partidazo. El gallego remató el empate tras un centro de Emre Mor, un gol que nunca debió subir al marcador ya que se ayudó de la mano izquierda de manera descarada, ante la ceguera de Fernández Borbalán y sus ayudantes. No tiene suerte el conjunto azulgrana con estas jugadas.

Le quedaba la Barça luchar por un punto y mantener la racha de imbatibilidad. Un objetivo que lograron los azulgranas con mucho sufrimiento, ampliando así a 40 las jornadas sin perder en la Liga. Una marca de otra época que habla, y muy bien, de su regularidad en el campeonato doméstico. Eso sí, tras el empate, el alirón tendrá que esperar.

Ficha técnica

Celta de Vigo, 2 – FC Barcelona, 2

RC Celta de Vigo: Sergio; Wass, Sergi Gómez, Roncaglia, Jonny; Lobotka, Jozabed (Radoja, min. 73), Brais (Boyé, min. 83); Sisto (Emre Mor, min. 79), Maxi Gómez, Aspas

FC Barcelona: Stegen; Semedo, Yerry Mina, Vermaelen, Digne; Paulinho, André Gomes (Sergi Roberto, min. 60); Denis Suárez; Dembélé (A. Vidal, min. 77), Coutinho (Messi, min. 60); Alcácer

Goles: 0-1 Dembele, min. 36; 1-1 Jonny, min. 44; 1-2 Paulinho, min. 62; 2-2 Aspas, min. 82

Árbitro: Fernández Borbalán (colegio andaluz). Amonestó a Aspas, Wass y Jonny por parte del Celta; expulsó con roja a Sergi Roberto (min. 71)

Incidencias: partido correspondiente a la trigésimo tercera jornada de la Liga Santander disputado ante 20347 espectadores en el estadio municipal de Balaídos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.