El microsatélite Proba-1 de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) captó esta espectacular imagen de las famosas pirámides egipcias de Guiza, cerca de El Cairo, el pasado 6 de enero.

Dedicado a la observación de la Tierra, Proba-1 es el primero de una serie de satélites utilizados por la ESA que reciben el mismo nombre y que se emplean para adquirir, procesar, archivar y distribuir datos a través de nuevas tecnologías.

Concretamente, desde que fue lanzado el pasado 22 de octubre de 2001, este pequeño satélite cuenta con la capacidad de crear imágenes a partir de dos intrumentos denominados CHRIS y HRC. CHRIS, la cámara hiperespectral de Proba-1 se complementa con HRC, la cámara experimental de alta resolución, que proporciona imágenes en blanco y negro de 5 metros de resolución. Estos estudios incluyen una diversidad de lugares continentales, marinos, urbanos y desérticos.

Imágenes hiperespectrales

La combinación de Proba y el instrumento CHRIS permite obtener datos de imágenes hiperespectrales en hasta cinco ángulos de visión de sensor diferentes durante un sobrevuelo orbital a través del seguimiento de su trayectoria. En pocos días, los datos obtenidos se emplean para obtener más información sobre las propiedades biofísicas y bioquímicas de la superficie terrestre, de la atmósfera o de las aguas costeras.

Proba-1 abrió el camino para el lanzamiento del Proba-2, que sirve para monitorizar el Sol desde el año 2009. Posteriormente, desde 2013, el Proba-V rastrea la vegetación y el Proba-3 está programado para ser lanzado el próximo 2020.

Keops, Kefrén y Micerino

Imagen de vista aérea de la Pirámide de Guiza en Egipto, captado por el microsatélite Proba-1 de la ESA. Imagen de vista aérea de la Pirámide de Guiza en Egipto, captado por el microsatélite Proba-1 de la ESA. (ESA)

En la imagen, se aprecian las tres pirámides. De abajo a arriba, la primera es la Gran Pirámide de Guiza, también conocida como pirámide de Keops. Con sus 146 metros de alto, es la más antigua de las tres pirámides de Egipto. A continuación, a su derecha y con 143 metros de alto, se distingue la pirámide de Kefrén. Y, por último, situada en el centro de la imagen, está la menor de las pirámides: la pirámide de Micerino, que cuenta con 64 metros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.