EL POLITIKO

SIN CENSURA

Así se dispara el precio de las viviendas en tu ciudad

El resurgir del inmobiliario se nota en las grandes ciudades. Las cinco capitales principales, Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia y Zaragoza, ven crecimientos del 10% en varios de sus distritos. En algunos suben más del 20%. Un mercado que se calienta y que dispara precios, haciendo imposible la compra para una familia media en según qué zonas.

Según datos de la tasadora Tinsa, en el conjunto de España los precios crecieron el 4% en términos interanuales –respecto al mismo periodo de hace un año- en el primer trimestre. El metro cuadrado queda en 1.285 euros. Pero mirando con lupa la estadística se llega a cuadruplicar.

La escalada de precios

En la subida de los precios en las ciudades convergen varios factores. Primero, que la vivienda no va toda a primera residencia. En el mercado se dan muchas compras para destinarlas a alquiler y para convertirlas en piso turístico. Una demanda añadida que infla los precios.

En segundo lugar están los inversores que aprovechan la rentabilidad que da ahora el inmobiliario para ganar más que con los bonos o la bolsa.

Tercero, y por efecto de todo anterior, los que quieren comprar vivienda tienen que buscar en zonas más asequibles, pero al trasladarse la demanda a nuevos puntos los precios acaban subiendo también allí. “Reciben a los expulsados de las zonas más caras”, explica Jorge Ripoll, director del servicio de estudios de Tinsa.

El tirón del turismo también presiona los precios de la vivienda El tirón del turismo también presiona los precios de la vivienda (Mané Espinosa)

“Barcelona fue la primera en vivir el proceso. Luego vino Madrid. Y ahora ocurre en Sevilla y Valencia”, sigue Ripoll Las grandes ciudades cada vez se separan más del resto del país –con la salvedad del País Vasco- y provocan que el mercado se parta en tres velocidades: la acelerada de las grandes urbes y cierta zona costera; la plana de las ciudades medianas; y la marcha atrás de algunas zonas con sobrestock donde los precios aún caen.

Así, suben precios en todos los grandes distritos de las grandes urbes, salvo muy contadas excepciones. En ese sentido, Ripoll pide estar alerta. Habla de “cierto recalentamiento”.

¿Señal de alarma?

Es algo que se plasma en el nivel de esfuerzo financiero, el porcentaje de ingresos familiares que se destina al pago del primer año de hipoteca. La media en Barcelona es del 25,4% y en Madrid es del 24,4%. En la burbuja rondaba el 30%. “Es una primera señal de alerta”, lanza Ripoll. Tirando de metáfora, habla de un semáforo que está en ámbar y que puede pasar a rojo en breve. Señal de un mercado recalentado.

De cara al futuro, pero, Ripoll descarta una burbuja. “Tiene que haber una subida muy prolongada en el tiempo”, dice. Cree que se dará una moderación de los precios, sobre todo cuando se retiren los inversores que no están en bonos o bolsa. “Tenderá a corregirse por estancamiento”, plantea. De momento, estas son las realidades en las cinco principales ciudades españolas.

Barcelona, la más cara

La ciudad más cara de España. De media, el metro cuadrado de Barcelona está en 3.174 euros, tras crecer el 11% en el último año. Recupera parte del enfriamiento por la inestabilidad política. Sarrià Sant-Gervasi es el distrito más caro, con un precio medio de 4.182 euros el metro cuadrado. Allí los precios suben el 6,3% en un año. La cifra se triplica en Sant Martí –18,4%- y Sants-Montjuïc –18,2%-, que se convierten en los distritos donde más crecen los precios. A doble cifra también suben los precios de Sant Andreu, Nou Barris y Horta-Guinardó.

Madrid, con los distritos más exclusivos

La capital es la que mayor presión soporta. Los precios crecen el 17% en el último trimestre respecto al año pasado. El metro cuadrado queda en 2.699 euros por metro cuadrado. Salamanca se erige como el distrito más caro de todas las grandes ciudades, con 4.734 euros el metro cuadrado. Y no deja de crecer: los precios fueron el 23% al alza respecto al mismo periodo del año anterior. Por encima de los 4.000 quedan también Centro y Chamberí. El precio más bajo se da en Villaverde, con 1.338 euros por metro cuadrado.

Sevilla no escapa al alza

Sevilla es la tercer gran ciudad donde más crecen los precios. Lo hacen el 8,8% en un año. El metro cuadrado queda en 1.590 euros. Por distritos, el más caro es el Casco Antiguo, que crece el 2,8%, a 2.404 euros. Es, en todo caso, donde menos suben los precios. Por encima de los 2.000 también quedan Los Remedios y Nervión. El alza más importante, empero, está el distrito sur, que crece el 11,7%, y en San Pablo-Santa Justa, otro 11,1%.

Valencia, hasta el 20% de subidas

Las subidas se reducen un poco más en Valencia, donde las alzas son del 8,5% en un año, hasta los 1.253 euros el metro cuadrado. Ciutat Vella es el más caro, tras subir un 3,6% hasta los 2.188 euros el metro cuadrado. La mayor subida, pero, está en Benimaclet, donde trepa el 23%, a 1.347 euros el metro cuadrado. En Camins al Grau la subida también supera el 20%. A doble dígito crecen Campanar, Patraix y Algirós. Por contra, se devalúa el 8% Rascanya.

Zaragoza, más barata

La quinta ciudad por importancia de España soporta unos precios de 1.190 euros el metro cuadrado de media. Es la única en la que caen, al bajar el 0,5% en un año. Pese a ello, los distritos muestran muchas diferencias. En algunos, como en San José, los precios se disparan el 10%. En otros, como en Oliver-Valdefierro, las caídas de precios llegan al 4%. En siete barrios suben los precios, mientras que en otros cinco bajan. En el distrito Centro, con una subida del 0,5%, los precios se sitúan en 1.653 euros, los más altos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.