El Ayuntamiento de Madrid ha puesto en marcha un nuevo modelo de multa, más claro, comprensible, visual y “amable”, que facilita que el infractor lo entienda y contribuye a mejorar la comunicación entre la ciudadanía y la administración.

El objetivo, según ha explicado el concejal de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto, Pablo Soto, es informar a la ciudadanía de forma más sencilla, directa, transparente y comprensible, al presentar los datos de forma “más visual y clara”.

Se trata del proyecto ‘Comunicación Clara’, cuyos primeros resultados ha presentado Soto, y que además del nuevo modelo de notificación de multas incluye también una guía práctica con claves, ejemplos y recomendaciones de comunicación para el personal municipal.

Pablo Soto ha explicado que el objetivo es mejorar la comunicación “no solo de documentos y notificaciones, sino también en el trato con los madrileños”.

La delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ha señalado que la gestión de multas es una de las actividades del Ayuntamiento que más comunicaciones genera, y ha comentado que con el nuevo modelo “se facilita la información a la ciudadanía sobre sus derechos y cómo ejercerlos“.

En las denuncias se han introducido algunos cambios, como una estructura clara, el uso de imágenes y listas y una redacción más cercana.

Como ejemplo, la información sobre el descuento del 50 % en la cuantía en el periodo voluntario de pago ha ganado protagonismo en el nuevo modelo al ser un recurso cada vez más utilizado por los infractores. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.