La líder de Ciutadans, Inés Arrimadas, se ha reivindicado en Bruselas como la voz de la “mayoría social” en Catalunya después de que la formación obtuviera el primer puesto en las elecciones autonómicas del pasado 21 de diciembre. Arrimadas ha viajado a la capital comunitaria con el objetivo así de contrarrestar el discurso en Europa del expresident Carles Puigdemont, que ha dicho busca mostrarse como “representante de todos los catalanes” a pesar de que “su partido (JuntsxCat) consiguió el segundo puesto”.

”Sumando todas las fuerzas independentistas llegan solo al 47%. Por tanto, hay más catalanes que quieren quedarse en vez de salir de España y de la Unión Europea” (UE), ha dicho la política, que ha reiterado la idea de que “Puigdemont hoy no representa a Cataluña”. Arrimadas ha apuntado que no se cansará de explicar en Europa que “el conflicto no es entre España y Catalunya, sino entre catalanes”. ”Quién ganó las últimas elecciones decisivas e históricas en nuestra Comunidad Autónoma fue Ciudadanos. El resultado fue claro. Ganó un partido que es europeísta, de centro y regenerador, una formación en favor de la Unión Europea, de la unidad entre todos los españoles y en contra del proceso secesionista y de un referéndum”, ha añadido.

Arrimadas ha dicho desear que Catalunya “vuelva a ser motor de España y de Europa” en vez de “tierra de conflicto interno de gran magnitud”. ”Queremos que vuelvan valores tan europeos como la solidaridad, la unión, el respeto a las leyes y las resoluciones judiciales. No queremos seguir siendo noticia en boca de una persona (Puigdemont) que no representa a toda Catalunya”, ha señalado.

Para la líder de Ciudadanos, “la solución debe pasar por el diálogo interno en Catalunya”, un diálogo que condicionó a que “todas las fuerzas políticas respeten la legalidad” e incluyan en sus discursos “a todos los catalanes”.

Arrimadas ha mostrado su voluntad de que un nuevo gobierno catalán “pueda ponerse a trabajar y resuelva los problemas reales de los catalanes”. ”Problemas que no son pocos. Existe mucha corrupción que algunos han querido tapar con una gran estelada (bandera secesionista catalana)”, ha dicho.

Por otro lado, a propósito de las detenciones de miembros de los Comités de la República (CDR) por acusaciones de delitos de terrorismo, consideradas “desproporcionadas” por las fuerzas independentistas, Arrimadas ha preferido no hacer valoraciones y ha pedido respeto para las decisiones judiciales.

”Jurídicamente no vamos a comentar. Políticamente, nos preocupa mucho que los independentistas se nieguen a condenar la violencia”, ha señalado en referencia a las resoluciones fallidas en el Parlamento catalán, promovidas por Ciudadanos, en contra de actos violentos sucedidos en los últimos meses.

La líder catalana de Ciudadanos aprovechará la visita a Bruselas para reunirse con el presidente del Grupo ALDE en el Parlamento Europeo, Guy Verhofstadt, el presidente del partido ALDE, Hans Van Baleen, y el embajador Representante Permanente de España ante la UE, Juan Pablo García-Berdoy.

Preguntada sobre si Ciudadanos, miembro del grupo ALDE, se plantea abandonar éste en la Eurocámara y formar parte de un futuro nuevo partido europeo liderado por el presidente francés, Emmanuel Macron, Arrimadas se ha limitado a señalar que su formación “está en contacto” con los distintos partidos liberales europeos por el momento y recordar que aún son “miembros relevantes” de ALDE.

Deja un comentario