La líder de Ciudadanos en Catalunya, Inés Arrimadas, parece haber cedido a la presión del PP y se ha mostrado ahora abierta a intentar gobernar en Catalunya si las formaciones independentistas que obtuvieron la mayoría en las pasadas elecciones del 21-D (ERC, Junts per Catalunya y CUP) no logran ponerse de acuerdo para hacerlo. No obstante, ha vuelto a priorizar las negociaciones para formar la Mesa del Parlament, que se constituirá el próximo 17 de enero.

Así, la también portavoz de la Ejecutiva de Cs ha asegurado que “lo más urgente” es lograr la Presidencia de dicho órgano para su formación o, al menos, impedir que los independentistas revaliden su mayoría en la Mesa de la Cámara catalana.

“Todo lo que hemos visto en la legislatura pasada ha sido posible porque la presidenta del Parlament no era la presidenta del Parlament, sino la presidenta de la ANC y la delegada de Puigdemont”, ha criticado sobre Carme Forcadell en declaraciones a Onda Cero.

Arrimadas ha defendido un pacto entre los grupos no independentistas, también con Catalunya En Comú-Podem (CatECP), para impedir que JuntsxCat y ERC sumen cuatro de los siete miembros de la Mesa “para que no se repitan las barbaridades de la legislatura pasada”, y ha criticado que desde el PP se le reprochara pedir una hipotética abstención de los comuns durante la campaña y que ahora la presionen, ha dicho, para formar Govern.

Preguntada por el candidato de Cs a presidir la Cámara, Arrimadas ha afirmado que el partido no ha tomado una decisión pero que el hasta ahora vicepresidente segundo de la Mesa, José María Espejo-Saavedra tiene el “mejor perfil”.

Arrimadas duda que los independentistas que están en prisión o en Bélgica vuelvan  al Parlament para votar la investidura

Arrimadas ha recordado que algunos de los diputados electos independentistas se encuentran en prisión (como Oriol Junqueras) o en Bélgica (como Carles Puigdemont), por lo que duda de que el día de la investidura logren los 68 votos necesarios para investir al próximo presidente de la Generalitat.

“No veo nada claro que se vayan a poner de acuerdo” ni que se corran las listas de JuntsxCat y ERC para sustituir a los investigados, por lo que no descarta postularse para presidir la Generalitat si las negociaciones para investir a Carles Puigdemont fracasan.

Sin embargo, Arrimadas ha subrayado que su prioridad ahora es la configuración de la Mesa “porque no se puede hacer investidura sin que se constituya el Parlament”.

Ha achacado la presión de populares y socialistas a Cs al “desastre de los resultados electorales” que obtuvieron el PSC y el PP en los comicios y ha pedido calma y confianza en la estrategia del partido naranja.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.