“Me parece bien que se puedan casar, pero…”; “Me parece genial un Día del Orgullo, pero…”. Son señales que pueden indicar que una persona padece el “síndrome del pero”, para el que ya existe un fármaco: el ‘Argumentine‘ que desde este miércoles prescribe la FELGTB.

“Está entre nosotros, lo creíamos erradicado pero ha vuelto con fuerza y son ya miles los casos. No importa el género, la edad ni la clase social. Nadie está a salvo: un amigo, una compañera de trabajo, tu madre, tu cuñado, o quién sabe, incluso tú puedes estar sufriéndolo“, advierte la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales en su nueva campaña.

Para facilitar su diagnóstico, ha elaborado un test con el que todo interesado en salir de dudas pueda comprobar si está padeciendo el “síndrome del pero”, y que está disponible en la web www.sindromedelpero.org, donde también encontrarán el tratamiento.

¿Sus síntomas? “Me parece bien que se puedan casar, pero…”; “El colegio es para educar, pero…”; “Me parece genial un Día del Orgullo, pero…”; “Que se cambien de sexo si quieren, pero…”; “A mí me da igual, que cada cual haga lo que quiera en su casa, pero…”; “Me parece muy bien que reivindiquen sus derechos, pero…”.

Para combatirlos, la FELGTB propone ‘Argumentine’, un ‘medicamento’ de seis píldoras con las que dar respuesta “a todas las personas que ‘se encienden’ cuando alguien adopta el discurso de odio en las conversaciones coloquiales”, pero que carecen de información suficiente para saber cómo contestar estas “ideologías intransigentes”, asegura en una nota.

“Nos encontramos en un momento en el que la llegada de los discursos de odio a la esfera pública, unida a la desinformación de gran parte de la población acerca de la realidad de las personas LGTBI, está reabriendo debates históricamente superados sobre los derechos del colectivo”, ha denunciado la presidenta de la Federación, Uge Sangil.




Source link

Deja un comentario