El jugador del FC Barcelona cedido al Everton André Gomes ha asegurado que en su estancia en Liverpool ya ha aprendido y entendido que debe “disfrutar más” del fútbol, un trabajo que ama, y ha dejar atrás el “pequeño infierno” que comentó estar viviendo en el club blaugrana.

“No quería decir todo lo que dije. En aquel momento estaba sufriendo mucho y en apuros y lo dije todo con naturalidad. En el Everton ha sido muy bueno porque he entendido que porque amo el fútbol y es mi trabajo tengo que disfrutarlo más”, aseguró en una entrevista a Liverpool Echo recogida por Europa Press.

André Gomes hace referencia a su entrevista en la Revista Panenka del año pasado, cuando estaba en el Barça y aseguró pasar por malos mometnos. “No me siento bien en el campo, no estoy disfrutando de lo que puedo hacer. Mis amigos dicen claramente que voy con el freno de mano en el campo”, se sinceró entonces el centrocampista portugués.

En la misma confesión aseguró que sus primeros seis meses en el Barça fueron “bastante tranquilos y bien”, pero luego cambió. “Quizá la palabra no sea la más correcta pero se volvió un poco infierno porque empecé a tener más presión”, comentó en marzo de 2018.

Ahora, en cambio, asegura ser feliz en el Everton y no pensar en qué pasará cuando termine su cesión, en si el equipo querrá quedarse con él o si tendrá que volver al FC Barcelona, donde su posición está más que cubierta con Rakitic, Arthur, Arturo Vidal o Aleñá.

“Si pienso en el futuro voy a perder mi mente probablemente de algún modo, así que estoy tratando de terminar la temporada de la mejor manera posible. Y ya veremos al final qué pasa”, manifestó.

Tiene claro que lo que le sucedió, ese malestar en el campo, ha quedado atrás. “Creo que hay varios jugadores que sienten lo mismo y que a veces creen que pueden dar algo, pero no, y no encuentran explicación. Fue algo así”, reconoció.

“Tras la entrevista (en Panenka), noté de mis compañeros que, quizá en algún momento de sus carreras, también habían sentido algo así y que era normal. Seguí adelante y trabajando duro para intentar disfrutar y ser feliz”, aseguró.

El portugués cree que es bueno hacer una pausa en el día a día y cerciorarse de que, a nivel personal, seas feliz. “A veces no paramos y no nos damos cuenta de que lo más importante es ser feliz. Tras mi paso por el Barcelona hubo cosas buenas y cosas muy malas”, reconoció.

Cosas malas que ha podido dejar atrás en el Everton, donde tras un periodo de adaptación ha logrado ser un hombre importante. Esta temporada, hasta la fecha, ha jugado el 62 por ciento de los minutos en la Premier League, con un gol y una asistencia en 24 partidos.


Source link

Deja un comentario