Ana Julia Quezada, la asesina del niño de ocho años Gabriel Cruz, había confeccionado un muñeco vudú en su ordenador con la cara del pequeño. Según ha podido saber en exclusiva Antena 3, que ha mencionado fuentes cercanas a la investigación, la autora del crimen habría podido planear el homicidio con anterioridad.

En su ordenador la Guardia Civil ha encontrado diversas búsquedas en internet sobre plantas ve nenosas que, se teoriza, tenía la intención de utilizar para matar a Gabriel. En caso de ser verdad se desmantelaría el argumento que la dominicana sostuvo desde el principio: que fue un golpe accidental.

Ana Julia había estado buscando información sobre las plantas más venenosas del mundo

Cuando la Guardia Civil le reclamó el ordenador a Ana Julia, ésta borró todo lo relacionado con la práctica religiosa del vudú, basada en los sacrificios rituales. También la información que averiguó sobre las plantas más venenosas del mundo. Manipuló el dispositivo borrando el historial de navegación para que las autoridades no descubriesen sus inquietudes. Poco después de la entrega, fuentes cercanas a la familia de Gabriel avisaron a los agentes de que la homicida había adulterado el ordenador.

Además, la Guardia Civil también le pidió al menos dos veces el móvil, aunque ella se negó alegando que l o había perdido y que utilizaba el teléfono de su expareja, el padre de Gabriel.

Fuentes cercanas a la familia de Gabriel avisaron a la Guardia Civil de que Ana Julia había manipulado su ordeandor

Ahora el juez ha solicitado a las autoridades un informe sobre los costes de la operación de búsqueda. En total se movilizaron 2.000 profesionales y 3.000 voluntarios para rastrear las zonas cercanas al escenario donde se situaba la desparición del niño. El dispositivo duró 12 días. En un futuro Ana Julia podría tener que enfrentarse al pago de una factura que podría llegar a ser millonaria.

El juez podría hacer pagar los costes millonarios de la búsqueda a la asesina

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.