Dolores O’Riordan, la cantante de la banda irlandesa de rock The Cranberries, estaba “terriblemente deprimida” en las semanas previas a su repentina muerte, han revelado amigos de la difunta artista citados por el portal TMZ.

Además, las fuentes han indicado que O’Riordan, quien falleció este lunes en un hotel de Londres (Reino Unido) a los 46 años, sufría de fuertes dolores en la espalda, consecuencia de una “grave lesión”, lo que la obligó a cancelar varios conciertos durante el año pasado.

Según TMZ, Dolores había intentado quitarse la vida en 2013 debido a la depresión y a un “colapso mental”. En 2015, la vocalista fue diagnosticada con trastorno bipolar, y ella consideraba que algunos de sus problemas emocionales eran el resultado de los abusos sufridos en la infancia.

O’Riordan se encontraba en una sesión de grabación en la capital británica y fue encontrada sin vida en la habitación del hotel donde se hospedaba. Por el momento no se han revelado más detalles sobre su fallecimiento, que la Policía trata por el momento como “sin explicación”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.