El volumen de agua del océano completamente desprovista de oxígeno casi se ha cuadruplicado en los últimos 50 años, según revela un nuevo estudio publicado este jueves en la revista Science.

La investigación, realizada por Global Ocean Oxygen Network (GO2NE), un grupo de trabajo de las Naciones Unidas, asegura que el océano ha perdido alrededor del 2 % de su oxígeno disuelto, un elemento fundamental para la supervivencia de la vida marina y el ciclo biogeoquímico natural entre los seres vivos y el ambiente.

Según los expertos, las causas del agotamiento del oxígeno son la contaminación, el cambio climático y el ser humano, siendo este último el principal responsable. Denise Breitburg, autora principal del estudio, subraya que la desoxigenación del océano es uno de los “efectos más graves” de la actividad humana sobre el medio ambiente.

Una vista general del borde del glaciar Perito Moreno en la región sur de la Patagonia cerca de El Calafate.

“Zonas muertas”

El calentamiento de la superficie del océano ha hecho más difícil que el oxígeno penetre en sus profundidades, mientras que el calentamiento general dificulta mantener el oxígeno contenido en su interior.

Este fenómeno también ha llevado a un aumento de las “zonas muertas” —áreas oceánicas incapaces de soportar cualquier vida marina— en hasta diez veces, principalmente en las regiones costeras. Incluso ha habido informes de la existencia de tramos de hasta 160 kilómetros sin rastros de vida.

Soluciones locales

La contaminación del océano por aguas residuales y el desbordamiento de fertilizantes, que estimula el crecimiento de algas, ha sido citada como una de las razones del agotamiento costero. No obstante, y a diferencia de la mayoría de los desastres relacionados con el cambio climático, el caso del declive del oxígeno en los océanos puede resolverse con acciones locales, como el mejoramiento de los sistemas de alcantarillado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.