La Fiscalía de Chemnizt, una pequeña ciudad del Estado de Sajonia, considera que la venta de pequeñas horcas destinadas a ejecutar simbólicamente a la canciller Angela Merkel y al ministro de Asuntos Exteriores, Sigmar Gabriel, no supone un acto de incitación a la violencia contra personas. Es más, es totalmente legal. Así lo ha dictaminado la Fiscalía, que considera que estas horcas pueden considerarse como una expresión artística. 

Horca a la venta en la web del grupo ultraderechista

Horca a la venta en la web del grupo ultraderechista

La polémica comenzó, tal y como informa El País, cuando un comerciante vinculado a la extrema derecha de la  localidad de Niederdorf, en el Estado federado de Sajonia, puso a la venta pequeñas horcas de madera con letreros donde se puede leer “Reservada para Angela, Mutti, Merkel” y Reservada para Sigmar, der Pack, [el paquete] Gabriel”. Las figuras miden 21 centímetros de alto y 15 ancho, se pueden adquirir por 15 euros y la primera vez que se vieron fue en una manifestación del grupo xenófobo Pegida en Dresde. 

La Fiscalía, que abrió una investigación de oficio, determinó que “no se puede demostrar que el inculpado desee incitar de forma seria a la gente para atacar a Merkel y Gabriel”. “El mensaje de las horcas no se puede interpretar como el deseo de ahorcar a políticos del gobierno, sino como una forma simbólica de querer su muerte y esto no está penado por la ley”, añade la Fiscalía, que también cocnluye que no se puede determinar que el creador esté a favor de ese tipo de violencia.

La decisión de la Fiscalía animó al artesano ultraderechista a vender las horcas como souvenir en la sede de la pequeña organización de derecha Heimattreue (Fiel a la patria) y a través de su página web por un precio de 18,50 euros. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.