Una revisión rutinaria ha destapado el apaño. El Ayuntamiento socialista de Alcalá de Henares ha tenido durante años la luz pinchada en dos edificios municipales. Así lo ha destapado ‘El Mundo’ quien señala que los enganches estaban hechos en la calle, conectados a la red de la compañía Unión Fenosa, y proporcionando electricidad a la Oficina de Turismo y a un Punto de Información. Se trata de dos oficinas ubicadas dentro de las instalaciones del casco histórico de la ciudad complutense, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Tal y como relata al rotativo madrileño la concejal de Turismo, María Aranguren, “Unión Fenosa hizo una inspección de varios espacios y detectó que esos enganches eran irregulares y que el Ayuntamiento no tenía contratado el suministro para esos puntos, por lo que dieron de baja la luz”.

Esta circunstancia no ha sido negada por el Consistorio aunque, como denuncia Ciudadanos, el Ayuntamiento ha cambiado el término “ilegal” por “irregular”. Su concejal Miguel Ángel Lezcano ha exigido un informe técnico que detalle “qué medidas se van a tomar”.

El Ayuntamiento matiza que la conexión es irregular pero no ilegal

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.