El coordinador federal de IU, Alberto Garzón, ha optado por pasar por alto, de momento, el  no de Podemos a su ultimátum para renegociar de cara a las elecciones municipales y autonómicas del año que viene las condiciones de la confluencia que ambas organizaciones sellaron hace poco menos de dos años. Garzón, que presenta este sábado ante los órganos de su coalición un duro informe que pide abrir conversaciones antes de Semana Santa y que adelantó eldiario.es, ha insistido en su petición: “Nuestra intención es llegar a acuerdos marcos. Tenemos un proyecto de país”.

Garzón ha participado este viernes en la presentación de los actos de homenaje que CCOO prepara para el histórico líder del sindicato Marcelino Camacho en el centenario de su nacimiento. Junto al líder de IU, en el Ateneo Republicano de Madrid se han sentado el actual secretario general de CCOO, Unai Sordo, el futuro secretario general del PCE, Enrique Santiago, y uno de los hijos de Camacho. 

Entre los diferentes actos anunciados para todo este 2019 destacan el estreno de un documental sobre la vida de Camacho que, bajo el título  Lo posible y lo necesario, desgranará el relevante papel del ya fallecido exlíder de CCOO en las luchas obreras contra la dictadura y la consecución de la Transición a la democracia tras la muerte del dictador Francisco Franco.

El coordinador federal de IU, preguntado por los periodistas, ha optado por ignorar el rechazo que su propuesta ha recabado en la dirección de su aliado político. Este jueves, Irene Montero negó que la idea de renegociar los acuerdos “esté sobre la mesa” y señaló que las posibles candidaturas para 2019 se negociarán “en cada municipio y en cada comunidad autónoma”.

Garzón ha asegurado este viernes que “más de 1,5 millones de personas progresistas están desmovilizadas” y ha apremiado a Podemos a tomar decisiones: “Si lo hacemos bien les podremos araer. Para eso necesitamos transformaciones en nuestro espacio político”.

El líder de IU ha rechazado que el contexto de 2019 sea igual que el de 2015 y 2016, cuando Podemos y la coalición de izquierdas cerraron acuerdos puntuales a nivel local y regional, primero, y estatal después. 

“Vemos oportunidades políticas que tenemos que aprovechar”, ha explicado. Garzón ha insistido en la necesidad de articular un pacto general de confluencia para 2019. “Nuestra intención es llegar a acuerdos marco. Tenemos un proyecto de país y nuestra política estratégica tiene coherencia. Aspiramos a que las confluencias se produzcan en todo el país”, ha zanjado.

Garzón se ha sacudido además las críticas por no haber informado a sus aliados del contenido del informe y ha recordado que es un borrador que debe todavía ser aprobado por los órganos de IU. “Cuando tengamos una síntesis se la plantearemos”, ha remachado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.