El libro escrito por el periodista Michael Wolff, ‘Fire and Fury’, que propone difundir una visión hacia el interior de la Casa Blanca bajo la Administración de Donald Trump, está en el centro de todas las miradas en EE.UU. y muchas informaciones ya fueron desmentidas, incluso por el propio presidente.

En efecto, el mandatario norteamericano publicó en su cuenta de Twitter: “Michael Wolff es un perdedor total que inventó historias para vender este libro realmente aburrido y falso“. 

Asimismo, no solo se desmintieron datos desde la Presidencia, sino que otros colegas reporteros, cuyos nombres figuran en el texto, se ocuparon de negar algunas informaciones.

Por ejemplo, en el libro se menciona que el periodista de The Washington Post, Mark Berman, estaba en un restaurante del hotel ‘Four Seasons’ durante una mañana en la que Ivanka Trump iba a desayunar: “Nunca desayuné en el Four Seasons, en realidad nunca estuve allí”, rechazó Berman, y bromeó: “Pero ahora me pregunto si puedo usar esto para ir a comer allí y pasar el gasto”.

Al respecto, según informa The Daily Caller, el escritor colocó datos errados sobre fechas, nombres y cargos, y dio por ciertos muchos rumores sin chequearlos primero.

A su vez, otra de las personalidades que se encargó de desmentir a Wolff fue Tony Blair, el exprimer ministro del Reino Unido, quien aseguró que la recreación de su diálogo con el asesor presidencial y esposo de Ivanka Trump, Jared Kushner, es “completamente absurdo y simplemente falso”. 

¿Quién es Michael Wolff?

El reportero de 64 años conocido por su biografía del empresario de medios Rupert Murdoch —’The Man Who Owns the News’—, publicada en 2008, escribió siete libros y fue galardonado en 2002 y 2004 en los ‘National Magazine Awards’.

Copias del libro 'Fuego y furia: Dentro de la Casa Blanca de Trump' en una librería en Nueva York (EE.UU.), el 5 de enero de 2018.

Entre los medios más resonantes donde trabajó regularmente, se destacan New York, Vanity Fair, USA Today y The Hollywood Reporter. Aunque antes de publicar su investigación más reciente no era muy popular entre la sociedad norteamericana, en el ámbito de los medios de comunicación ya tenía su fama instalada.

Sobre ello, vale mencionar que diarios como The New York Times describieron a Wolff como “mucho menos prudente, y a veces más cruel, que los otros periodistas”. En esa misma línea, la escritora Michelle Cottle asegura que Michael “absorbe la atmósfera y los chismes que giran a su alrededor”. Sin embargo, el autor sostiene públicamente que para la producción de su último trabajo realizó más de 200 entrevistas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.