Eugeni de Diego sigue mostrando su capacidad emprendedora. El ex cocinero de El Bulli, estudioso y coleccionista de libros antiguos de gastronomía y director hasta hace unos meses el Bulli Lab de Ferran Adrià (ahora en fase de transformación en el espacio de exposición de la Bulligrafía), está convencido de que en el futuro la cocina de calidad para llevar a casa irá ganando terreno.

Explica que desde hace años le da vueltas a la idea de abrir un negocio de buenos pollos a l’ast. Y finalmente ha decidido hacerlo en una zona, en torno al mercado de Galvany, donde la oferta en este terreno es abundante.

A Pluma se sitúa en torno al mercado de Galvany

Que tiemble la competencia: desde que en plena Semana Santa levantó discretamente la persiana de A Pluma, The Chicken Gourmet Place (Santaló, 39), le faltan manos y espacio para atender todos los encargos de pollos para llevar así como a los clientes que atraídos por el asador que se ve desde las cristaleras que dan a la calle deciden sentarse en las dos pequeñas barras del local.

¿Qué tiene el nuevo A Pluma? Pollos (Groc Català) hechos con esmero que venden a precios razonables (13 euros el pollo para llevar) y preparaciones sencillas pero impecables: la joya del establecimiento es ese modelo especial de asador Josper que le permite controlar perfectamente la larga cocción al carbón.

Eugeni de Diego en su restaurante A Pluma Eugeni de Diego en su restaurante A Pluma (Àlex Garcia)

El pollo se puede tomar con el jugo de esa cocción y acompañado de patatas con allioli o con las versiones de salsa de mole o con curry rojo; frito o pedri las alitas picantes.

También preparan buenas croquetas o un canelón exquisito (con pollo, manzana y foie), ensalada de tomate y pimiento o berenjena asados al carbón, riquísimos.

A Pluma prepara también unos canelones exquisitos

Además de algún postre como la piña con miel y lima, nueva versión de la que creó Albert Adrià para Inopia. A Pluma arranca el vuelo con la ayuda de Xavi Martínez como jefe de cocina y Adrián López al frente de la minúscula sala. Y pensando ya en un segundo local.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.