«A lo mejor a Vox le interesa más bajar impuestos en los Presupuestos que vetar el gasto contra la violencia de género»

[ad_1]

Juan Marín (Sanlúcar de Barrameda, 1962), vicepresidente del Gobierno andaluz y líder regional de Ciudadanos, cuenta que está desbordado por el trabajo parlamentario que le da el PSOE, su antiguo socio, a quien acusa de querer «bloquear la acción de Gobierno». Lo cuenta con una sonrisa de oreja a oreja. «Usted sabe que a mí me gusta». Marín ve una legislatura de cuatro años, no imagina «ni mociones de censura del PSOE ni vetos de Vox» y confía en «agotar el mandato» con el PP, pase lo que pase en las generales. «Todo se normalizará cuando pase la cascada electoral que viene», dice.

¿Le resulta más fácil negociar políticas con el PP que con el PSOE?

Es más fácil negociar con el PP que con el PSOE, hay más diálogo, más coincidencia y ninguna de las dos fuerzas tenemos nada que ocultar. Con el PSOE tendría que haber sido más fácil, si nos hubieran explicado cosas de las que nos hemos enterado ahora que estamos dentro del Gobierno. Los socialistas no confiaban en nosotros, y eso que los otros grupos nos llamaban blanditos sencillamente por ser leales con ese Gobierno.

PP y Ciudadanos tienen un peso político parejo en el Parlamento: 26 y 21 diputados. ¿Existe ese equilibrio dentro del Gobierno andaluz?

Ciudadanos tiene su seña de identidad clara dentro del Ejecutivo. De los 21 puntos prioritarios del acuerdo de Gobierno firmado con el PP, 14 corresponden a nuestras consejerías. Más del 65%. Estamos aprobando iniciativas nuevas cada dos o tres días, llevamos buen ritmo.

¿Han naturalizado ya la bicefalia del Ejecutivo PP-Cs?

No hay bicefalia. Cada uno ha asumido sus competencias, lo que pasa es que no todos los consejeros trabajan al mismo ritmo. Me consta que algunos del PP están teniendo más dificultades para ponerse en marcha, por la propia estructura, porque en algunos casos los funcionarios que había colaboran y en otros nos lo han puesto difícil. Agricultura, por ejemplo, ha tenido muchas dificultades para arrancar. La normalidad llegará en septiembre, como mínimo, cuando haya pasado esta cascada de elecciones.

Los episodios de descoordinación que hemos visto, ¿tienen que ver con la cercanía de las elecciones? Cada partido explota su agenda dentro del Gobierno.

No, porque nos hemos encapsulado. Las elecciones no influyen en la institución ni en la gestión. Yo se lo he comunicado así a mi partido y me consta que Elías Bendodo se lo ha trasladado al PP. En la campaña electoral, yo participaré en los actos que me permita mi agenda institucional, si no, no estaré. No voy a dedicarme a las elecciones y olvidarme de Andalucía. El mayor apoyo que puedo darle a Cs a nivel nacional es cumplir aquí con los acuerdos de Gobierno con el PP.

Andalucía va a ser clave en las generales. El formato andaluz de alianza a tres: Gobierno de PP y Cs, más el apoyo de Vox, ¿es la fórmula a exportar?

Lo deseable es que PP y Cs sumen mayoría absoluta para llegar al Gobierno de España. Si eso no ocurre y hay que buscar otros apoyos, ya veremos. A ver qué ocurre en Valencia, donde también hay autonómicas el 28 de abril. Veremos si Compromis es decisivo o si PSOE y Cs suman. No tiene por qué ser igual en todas partes. El PSOE de Pedro Sánchez representa hoy un acuerdo con Bildu y con los independentistas que quieren romper España, por eso queremos mandarlo a la oposición.

Ciudadanos viene del centro social liberal. Vetar de antemano un pacto con el PSOE en las generales, ¿no les acota el espacio político y les empuja a la derecha en disputa con PP y Vox?

No es una cuestión de derechas e izquierdas. Los ciudadanos deben saber lo que van a votar. Con un voto naranja, sabes que Cs va a gobernar con el PP y Sánchez irá a la oposición. Eso es honestidad, otros no se atreven a decir qué harán. Si aceptarán un referéndum de autodeterminación en Cataluña a cambio de apoyo, por ejemplo.

¿Ciudadanos puede adelantar a sus votantes que su apoyo no le servirá también a Vox para que el futuro Gobierno aplique sus políticas?

Yo creo que PP y Cs vamos a sumar para gobernar con mayoría absoluta. Pero si eso no se produce, el apoyo no necesariamente tiene que llegar de Vox, puede venir del PNV o de Coalición Canaria, que ha sido decisiva esta legislatura. Para negociar una investidura habrá que hablar con todas las fuerzas que hayan entrado en el Congreso, como se hizo en Andalucía. Ahí meto a Esquerra, a la CUP… todas son legítimas democráticamente, aunque nuestro ADN político va en contra de lo que proponen. En este caso, si Vox llega hablando de llevar una pistola en el bolsillo, tratar a inmigrantes como si no fueran personas y limitar los derechos del colectivo LGTB o la lucha contra la violencia de género… eso es poco más que un disparate, y es incompatible con Cs.

¿Le irrita la presión de Vox al Gobierno, especialmente a Ciudadanos?

Vox me irrita cero.

¿Cuánto le está afectando al Gobierno andaluz la dependencia de los apoyos de la ultraderecha?

De momento, nada en absoluto.

Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía, durante un momento de la entrevista.

Luis Serrano

¿Cómo van a aprobar sus primeros presupuestos autonómicos, si necesitan los votos de Vox y ellos les están exigiendo retirar la financiación a políticas contra la violencia de género y de Memoria Histórica?

Estamos en campaña y todo el mundo dice muchas cosas. En primer lugar, el presupuesto no tiene por qué depender exclusivamente de Vox. Antes de presentar una enmienda a la totalidad, espero que los grupos lean nuestro anteproyecto de ley. El PSOE, sin leerlo, ya ha dicho que no lo apoyará. Adelante Andalucía no ha dicho eso, y me alegra, se puede negociar. Hay una puerta abierta. Vox dice muchas cosas, pero a lo mejor una bajada de impuestos en los Presupuestos les interesa más que los vetos a las políticas de Memoria o de Violencia de Género. Vetar es un mal comienzo. Este Gobierno está obligado a negociar y no vamos a recortar gasto social. Ya hemos planteado la gratuidad de las escuelas infantiles para final de legislatura, y Susana Díaz ha dicho que es infame…

Ha dicho que es infame la subida del precio plaza por alumno de las guarderías, que llevaba diez años congelado.

La plaza está a 278,88 euros. ¿Sabe que Susana Díaz y yo acordamos que esto se subiría a los 311 euros? Nos comprometimos con las escuelas infantiles en la pasada legislatura, porque es verdad que este precio llevaba congelado diez años. Y la luz ha subido, la contribución ha subido y el salario mínimo ahora es de 900 euros. Las escuelas no pueden mantenerse con precios de 2007. Acordamos subirlo gradualmente. Metimos más dinero para que las bonificaciones de gratuidad llegasen al 45% de las familias. Y a partir de ahí por tramos en función de la renta. Ese aumento acordado no se llevó a cabo. Ahora lo que hace la Consejería de Educación es subir el precio, actualizarlo, pero para que las familias que están bonificadas no lo noten. Ese incremento lo cubrimos nosotros con una aportación hasta los 13,8 millones en 2019 para que las escuelas cobren más pero los padres sigan en las mismas condiciones.

¿Y las familias que no reciben ninguna bonificación por nivel de renta?

Los que no están bonificados sí van a tener que pagar más. Pero vamos, si tú cobras ya 65.000 euros al mes…

«El PSOE es el enemigo en el Parlamento», ha dicho. ¿Están rotos todos los puentes con sus antiguos socios?

Lo dije y lo reitero. El PSOE es el enemigo en el Parlamento porque está tratando de bloquear la acción de Gobierno. Que me expliquen cómo se pueden dirigir 700 preguntas a mi consejería cambiando sólo el nombre del ayuntamiento. ¿Para qué? Pues porque tenemos obligación de contestarlas por escrito, así que los tres asesores que tenemos en el Parlamento dedican un mes sólo a contestar lo mismo. Aún así, le digo: No están rotos los puentes con el PSOE, ahora estoy negociando con el portavoz, Mario Jiménez, la renovación del consejo de administración de la RTVA.

Juan Marín, en los pasillos del Parlamento andaluz, tras la entrevista con eldiario.es/andalucia

Juan Marín, en los pasillos del Parlamento andaluz, tras la entrevista con eldiario.es/andalucia

Luis Serrano

Usted ha dicho que no le condiciona ningún acuerdo que no haya firmado, pero ya asumen la derogación de la Ley de Memoria para aprobar la Ley de Concordia que PP y Vox pactaron…

A mí ese acuerdo no me vincula. La derogación de la Ley de Memoria ni ha estado ni está en la agenda política de Ciudadanos. No tengo ninguna predisposición a derogar esa ley, en absoluto.

¿Entonces por qué el Gobierno está hablando de derogar la Ley de Memoria?

El Gobierno no, un grupo del Gobierno. PP y Vox tendrán que llevar al Parlamento su propuesta de ley de Concordia, y yo he dicho que si no tiene más consenso que la Ley de Memoria no pienso aprobarla. PSOE e IU sí impusieron su mayoría para aprobar esa ley, que no estaba en el acuerdo de legislatura del PSOE y Cs. Y salió con los votos de socialistas, Podemos e IU. Nosotros nos abstuvimos.

Usted se comprometió en la Comisión de Justicia a aclarar si los trabajadores de su departamento que evalúan los casos de violencia de género cumplían todos los requisitos. ¿Qué conclusión ha obtenido?

Tenemos ya un primer informe de las ocho delegaciones provinciales sobre los psicólogos y trabajadores sociales de las Unidades de Valoración Integral de Violencia de Género, que es lo que inicialmente nos reclamó Vox. Vox pedía el nombre de estos trabajadores y el número de colegiación. Yo le voy a trasladar la cifra de los que no están colegiados, pero no quienes son: hay un 40% de psicólogos y un 50% de trabajadores sociales que no estaba colegiado, que es un requisito legal. Pero ya les hemos pedido que se colegien y no hay problema.

¿No estar colegiado les inhabilita para realizar sus informes sobre maltrato a mujeres?

Hombre, la colegiación es un requisito legal, pero se trata de un trámite administrativo, no tienen que presentarse a ningún examen. Sólo tienen que pagarle una cuota a su Colegio Profesional. Pero en modo alguno pone en duda a estos profesionales, que son funcionarios, que están licenciados y cualificados para ejercer sus funciones.

Es Vox quien ha puesto el foco político y mediático sobre ellos. ¿Usted cree que estos trabajadores emiten informes ideológicos, guiados por un feminismo radical y un supremacismo de género, como sostiene Vox?

No. Por favor, no. En absoluto. Yo eso no lo comparto.

¿Cree que el Gobierno anterior es responsable de la muerte de 30.000 andaluces que esperaban la ayuda a la dependencia, como sugirió la consejera de Igualdad en el Parlamento? 

Bueno, no podemos decir que han muerto por… pero sí que han muerto durante… es decir, mientras esperaban una ayuda a la dependencia que no llegó. No se resolvieron sus expedientes a tiempo,y fallecieron. Yo no le atribuyo la responsabilidad a nadie, pero es una realidad, y los datos son muy fríos. Si hubiese habido de verdad un deseo de resolver bien esos expedientes, a lo mejor se podría haber hecho de otra forma. Ha habido desidia y una falta de gestión brutal. Al año se resolvían 34.000 expedientes mientras 34.796 andaluces que ya tenían concedida la ayuda fallecían. La Junta ha estado jugando con el número de bajas para resolver expedientes de dependientes.

¿Mantienen la intención de reformar el Estatuto andaluz sin con el PSOE?

Por supuesto. Nosotros vamos a eliminar los aforamientos, si el PSOE no se quiere apuntar, que se quede fuera. Que no me comparen esta reforma, de cuatro puntos, con la de 2007, que fue un nuevo Estatuto. Yo creo que Adelante Andalucía está por la labor, la proposición de ley para la reforma la apoyaron.

Un pacto PSOE-Cs en España tras las generales, ¿puede reorientar el acuerdo de Gobierno en Andalucía. Algunos socialistas barruntan una moción de censura…

Que no. Ese invento de la moción de censura es una patá palante. Aquí vamos a acabar la legislatura. Susana Díaz se puede inventar lo que quiera, porque imaginación tiene. Hasta ahora no ha habido ni un solo problema que no hayamos resuelto en el Gobierno. Tenemos leyes pendientes que hacer y necesitamos cuatro años para hacerlas. Una ley, por mucho consenso que tenga, necesita al menos 200 euros. Vamos a agotar el mandato en Andalucía.



[ad_2]

Source link

Deja un comentario