2019 comienza con el adiós a los billetes de 500 euros

[ad_1]

¿Alguna vez has tenido en tus manos un billete de 500 euros?, si no es así más vale que te des prisa, puesto que el Banco Central Europeo (BCE) ha tomado la decisión de quitarlos de la circulación. La fecha de caducidad está prevista para el próximo 27 de enero. A partir de ese momento todos los bancos centrales europeos tienen la orden de no emitir más billetes de esta cantidad y de retirar los que caigan en sus manos.

Los únicos dos centros que continuarán un poco más con la emisión de los billetes de 500 son el Banco Federal de Alemania y el Banco Nacional de Austria, que tiene orden de acabar con estas emisiones el 26 de abril.

Aunque esta noticia ha causado un gran revuelo, lo cierto es que la eliminación de los billetes de 500 no es un proyecto que haya surgido ahora. En 2014 la Unión Europea comenzó a dejar de fabricarlos, aunque parece que el proceso se está alargando más de lo que se esperaba. A pesar de todos los esfuerzos de la UE por quitar de en medio estos pesos pesados, los billetes de 500 por el momento todavía suponen casi el 22% del dinero efectivo mundial y suman todos juntos una cantidad de más de 260.000 millones de euros.

Que los bancos quiten de la circulación estos billetes no quiere decir que dejen de ser válidos a partir del día 27. De hecho, los ciudadanos podrán seguir haciendo uso de ellos en toda la zona Euro hasta que se extingan por completo.

¿Por qué se ha tomado esta decisión? El Banco Central Europeo lo tenía claro: los billetes de 500 euros debían eliminarse del mercado. Una solución rápida y eficaz teniendo en cuenta que estos billetes están estrechamente relacionados con las prácticas ilegales. Tanto es así que se estima que más de 520 millones de billetes se han utilizado en algún momento para realizar operaciones ilícitas. Habitualmente dichas operaciones estaban relacionadas con el blanqueo de dinero que, en muchas ocasiones, procedía de prácticas como el terrorismo o el narcotráfico. De esta forma el BCE intenta acabar o, por lo menos, paliar las consecuencias que traen todas estas acciones y eliminar poco a poco la economía sumergida de los países. Para hacernos una idea de hasta cuánto puede llegar esta, tan solo en España hace un tiempo la economía sumergida superó el 20% del PIB y esta situación hizo que nuestro país albergará el 26% de billetes de 500 que se habían suministrado en todo el mundo.

Foto: geralt

[ad_2]

Source link

Deja un comentario