El Partido Popular ha presentado este lunes el programa electoral con el que su líder, Pablo Casado, pretende llegar a la Moncloa tras los comicios generales del día 28. El documento, de 102 páginas, no incluye ni una sola mención a dos de los asuntos más polémicos en la historia del PP: la corrupción y el aborto. 

Los populares, que han presentado el programa en un acto en Barcelona que ha presidido el propio Casado, han incluido un bloque en su texto dedicado a la “Transparencia y regeneración”, pero no incluye ni una sola medida ni ningún plan dedicado específicamente a la lucha contra la corrupción, el mal que ha afectado al partido en los últimos años, que fue condenado por la Audiencia Nacional por lucrarse de la trama Gürtel y cuya Caja B ha sido reconocida por los tribunales.

En su programa, el PP se limita a asegurar que si llega al Gobierno reformará “la financiación de los partidos políticos, para, entre otras medidas, acentuar la transparencia de sus cuentas, hacer un mayor control de los préstamos que reciben, regular el crowdfunding y agravar las consecuencias en caso de que el Tribunal de Cuentas no apruebe los balances presentados”.

Respecto al aborto, otro de los asuntos que genera debate interno y que ha generado numerosos quebraderos de cabeza al líder del PP, tampoco hay ni una sola mención, como ya había aventurado el vicesecretario de Organización, Javier Maroto, la semana pasada, tras la enésima polémica sobre la interrupción voluntaria del embarazo, cuando el número dos de la candidatura por Madrid, Adolfo Suárez Illana, aseguró que los “neandertales” también utilizaban el aborto: “Esperaban a que [el niño] naciera y le cortaban la cabeza”. 

Lo único que dice el programa al respecto es que el PP fomentará y defenderá “la cultura de la vida, la maternidad y las familias”, posicionándose “del lado de las mujeres y evitando dejar solas a las que reclaman asistencia de las instituciones”.

“Pondremos en marcha oficinas municipales de Ayuda a la Mujer Embarazada para que ninguna mujer deje de ser madre por su situación económica, social o familiar. Mejoraremos la protección social y las ayudas a jóvenes embarazadas y familias jóvenes, especialmente ayudas a la formación y continuación de sus estudios, adaptando, si fuera necesario, temporalmente su periodo de escolarización, de manera que la maternidad no suponga un obstáculo”, apuntan.




Source link

Deja un comentario