Palentino, 43 años… Abogado, ‘autentificado’ en Gestión Pública por el IESE, ‘el cole’ de futuros mandamases del Opus Dei’

Entró en política como asesor parlamentario del diputado madrileño Alfredo Prada, entonces Vicepresidente y Consejero de Justicia e Interior de Madrid… Y desde entonces no se soltó de los pechos de ‘la lideresa’, Esperanza Aguirre, que le hizo Presidente de las Nuevas Generaciones de Madrid.



El Quijote de Carromero
Este puesto provocaría años después su primer momento de ‘estrellato’. Y es que Pablo Casado se echó en Nuevas Generaciones un escudero que sería muy famoso: Ángel Carromero. Uno, Casado, como Presidente, el otro, Carromero, como vicepresidente, ambos se convirtieron en el comando anticastrista del ‘PP Madrid’. En el caso de Casado quizás su vocación ‘anticastrista’ venga por el camino de la genética, ya que tuvo antecesores militares que murieron en la isla.

Pablo Casado junto a José María Aznar y Esperanza Aguirre Foto de archivo de Esperanza Aguirre y José María Aznar junto a Pablo Casado, hoy diputado del PP, y uno de los cachorros del partido crecido a la sombra de ambos

Pablo Casado junto a José María Aznar y Esperanza Aguirre.., sus padrinos. En este caso, literalmente, porque también lo fueron de su boda.

Tanto es así que un lustro antes de enviar a Carromero a protagonizar su ‘gloriosa’ cruzada (que le llevó a la cárcel y posteriormente ser extraditado), el propio Casado realizó un viaje similar, del que dejó constancia en artículos publicados en El Mundo y Libertad Digital. Medios estos, en especial el de Jiménez Losantos, donde su perfil ultra (ultraliberal, dice él) le ha facilitado ser mimado durante años para que expusiera su ‘pensamiento’, con titulares como “¿por qué me tiene que decir papá Estado lo que tengo que hacer”, que tanto recuerdan a aquella frase de su inspirador jefe Aznar, cuando hablaba sobre tráfico y se preguntó ante la campaña “no podemos conducir por tí”, aquel “¿Y quién te ha dicho que quiero que conduzcas por mí?… Las copas de vino que yo tengo o no tengo que beber déjame que las beba tranquilamente; no pongo en riesgo a nadie ni hago daño a los demás”.

“Si eres joven, y español, eres del PP aunque no lo sepas”
En este mismo sentido, un discurso en la Asamblea de Madrid, donde de nuevo Pablo Casado se posicionó sin ambigüedades, le valió el honor de ser portada de “palencialiberal”, donde se proclamaba “Ha nacido una estrella, Pablo Casado”, ante frases como “no idolatramos a asesinos como el Che, idolatramos mártires como Miguel Ángel Blanco”.

Discurso que, desde su puesto de jefe de la camada del PP, había ido adelantando y completando con otras joyas del pensamiento como “los de izquierdas sois unos carcas”, o “si eres joven y eres español, no te has enterado, pero eres del PP. Aunque no lo sepas”. O una tercera, con la que se le anunciaba como presentador de un congreso “contra la herencia de mayo del 68”, periodo que el nuevo portavoz electoral del PP considera “uno de los más perniciosos que tiene la Europa occidental”. Frases todas ellas (se pueden leer aún más en nuestra página asociada, losgenoveses.net) que le ganaron ‘encendidos’ comentarios que se pueden leer porque siguen aún flotando en google y otros buscadores.

Pero no sólo hay ‘Cuba’ y frases rimbombantes en el armario del nuevo hombre de Rajoy. La historia de Pablo Casado llevaba su cauce.

Aguirre no deja a Pablo en el desamparo, y se lo pasa a Aznar
Después de tenerlo de jefe de sus ‘cachorros’, Aguirre, que siempre ha tenido perdición por un determinado tipo de jóvenes del partido (Granados, López Viejo, el propio Casado no son sino algunos ejemplos), le llevó a ser diputado por la Asamblea de Madrid en 2007. Puesto que quemó Casado rápido, porque sólo dos años más tarde, las recomendaciones del ‘aguirrismo’ le llevaron a que le encontráramos en otro puesto: nada menos, que vocal asesor de José María Aznar. Dicho en román paladino, esto significaba que se convertía en su ‘chico para todo’ del expresidente, entonces ya convertido en cabeza de Fazmatella, la empresa de ‘los aznar-botella’. Un movimiento éste que luego tendría repercusión periodística innegable por un ‘asuntillo’ en Libia.

La verdad es que ‘el arrime’ a Aznar en realidad Pablo Casado lo tuvo que hacer porque en 2008, con sus protectora Aguirre en desgracia, se quedó sin trabajo. Su posicionamiento en las listas en la papeleta ‘pepera’ de Madrid fue tan modesta que no le sirvió para lograr escaño. Pero él, y sus protectores, se supieron mover adecuadamente y en 2011, ya como cunero, se colocó de diputado por Ávila. Y así, en esta legislatura, el ultra (ultraliberal) alcanzó el Congreso.

Una pregunta parlamentaria, 80.000 euros al año
Ser diputado no debía, sin embargo, ser su principal obsesión. De hecho, viendo su actividad parlamentaria, una pregunta en lo que va de legislatura a cambio de 80.000 euros anuales, está claro que debe dedicar el tiempo a otras cosas…

¿Cuáles son esas cosas?Desde luego, una de ellas las tertulias, donde interviene en nombre del PP, y en las que ha presentado una careta, la verdad, que mucho más ‘amable’ que la que exhibía hace menos de un lustro. Aún así, las historias resurgen inevitablemente.

El comisionista y su servidor


Hace unos meses diario.es, en una noticia que titulaba “Aznar utilizó recursos públicos para sus negocios privados en la Libia de Gadafi”, desvelaba que el expresidente supuestamente había llevado a cabo trabajos de intermediario entre Abengoa y el ‘gadafismo’. Igualmente en la información se contaba que Casado era la persona que Aznar, como comisionista con Abengoa, había señalado para ocuparse “de cualquier comunicación entre las partes derivada del presente Acuerdo”.

Pero lo más grave, en la información se decía que en aquel momento, año 2010, Pablo Casado percibió un “salario de funcionario eventual Grupo A1 nivel 30 del Ministerio de la Presidencia” por su destino como consejero del expresidente Aznar. O lo que es lo mismo, de ser toda la información cierta, el dinero público se usaba para mantener a Casado no por los trabajos derivados de su condición de expresidente que pudiera realizar Aznar, sino para los ‘otros trabajos’, los del ‘intermediario internacional’.

Lo público, su abuso, el ultraliberal y su egoista incoherencia
Otra historia que también puede dar una idea de que es el Estado para un ultraliberal que no quiere que ese Estado “le diga lo que tiene que hacer”, se produjo aún más tarde, este pasado noviembre. El sindicato CC.OO. del Hospital público de Elche pidió el cese del director por una situación de supuesto “trato de favor” a un diputado del PP. Lo que denunciaba el sindicato es que el pasado 30 de marzo se había permitido que un equipo de profesionales desplazados desde el Hospital La Paz de Madrid, operasen en sus quirófanos a un bebé prematuro “con un severo problema cardiovascular”.

Consideraba el sindicato, que no criticaba la operación en sí, sino lo que la rodeaba, que este hecho, “sin precedentes”, no se hubiera permitido en otros casos. Recordaban que casos similares se tratan en el hospital General de Alicante, que es donde se encuentra la unidad de referencia. Y que si esta vez se había hecho la excepción total era porque el padre del bebé es “un personaje con poder político y excelentes relaciones con el partido gobernante”.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.